Cargando Eventos
  • Este evento ha pasado.

2eHYQWZbDSre3mG8

En la que va a ser su 16ª edición, a celebrar entre los días 2 y 13 de marzo de 2016, el Festival Internacional de Cine de las Palmas de Gran Canaria adoptará una triple cara. Por un lado, extiende sus márgenes para ofrecer, a modo de prólogo, unas Jornadas de Industria con el objetivo próximo de sentar las bases del MECAS (Mercado del Cine Casi Hecho). Por el otro, el Festival acoge, patrocina y coorganiza la celebración simultánea del MMF (Monopol Music Festival). Estas tres caras, simbolizadas por el gesto de ver, de hablar y de escuchar, tienen sin embargo el propósito de abordar críticamente ciertas dualidades que afectan al cine cada vez más profundamente, y que el Festival está obligado a escenificar.

La primera dualidad, se corresponde con la tradicional dialéctica arte vs. industria, que el Festival traduce programando películas que intentan ser la excepción (arte) frente a la norma (industria).

Entre los clamores de crisis de la industria cinematográfica, el Festival se posiciona señalando una crisis de otro orden: el de un saber cinematográfico, cuya historia parece debilitarse ante los cambios actuales del audiovisual. No hay nada nuevo en que haya una gran fisura –económica, pero también social– entre el cine considerado por la propia industria como “minoritario”, y aquel otro considerado como “de masas”. Acaso sí es novedad la magnitud de esa separación, especialmente cuando se traduce en modos de producir películas cada vez menos compatibles entre sí.

Las Jornadas de Industria, que tendrán lugar entre los días 2 y 4 de marzo y contarán con debates sobre financiación y distribución de cine, con todo el acento en las producciones que tienen más difícil salida comercial, continúan una iniciativa que data de la pasada edición, cuando se celebró en el marco del 15º Festival una Jornada de debate en torno a la política de incentivos fiscales que ha procurado una abundante llegada de rodajes a las islas en los últimos años. En contraste con ese escenario halagüeño, el esperado tejido industrial que debía surgir en consecuencia, sigue si dar señales consistentes de existencia. En paralelo y sin conexión directa con la situación, toda una generación de jóvenes cineastas irrumpe en el panorama para proponer, por vez primera en la escueta historia del audiovisual en las islas, una visión global, diversa, subterránea y pragmática del cine. Cada uno con su propia visión y posibilidades materiales; prácticamente sin ayudas públicas.

Si el escenario antes descrito es contradictorio, casi esquizoide, se vuelve preciso correr su velo, ponerlo en escena. Armar un dispositivo que ponga sobre la mesa todos los factores, los logros, los fracasos y las posibilidades futuras.

Estas Jornadas han de servir asimismo de prólogo o edición número cero, del MECAS (Mercado del Cine Casi Hecho), iniciativa del propio certamen y del Consorcio Audiovisual de Canarias, que emprenderá su camino de pleno derecho en 2017. El MECAS será un mercado internacional de corte final para proporcionar premios de ayuda a la post-producción y distribución en festivales para proyectos en estado avanzado de desarrollo y que prioricen la búsqueda artística. El MECAS es una producción del Festival diseñada con el CLAC (Cluster Audiovisual de Canarias), y que cuenta con la colaboración de la Gran Canaria Film Commission.

La otra dualidad a escenificar, es la que convierte al cine en un espectáculo de intra-muros que solicita ser experimentado también fuera de ellos, en el exterior de las salas. Especialmente hoy, cuando el carácter verdaderamente masivo del cine ya no hace público, porque se torna consumo privado en las pantallas de los hogares. El Monopol Music Festival, o MMF, proporciona la ocasión para prolongar aún más la experiencia desde, y después, de la sala.

Con esta su tercera edición, y siempre con el apoyo del Festival y de los Multicines Monopol, el MMF mantiene su oferta especializada en documentales de música –con atención a la más amplia diversidad de géneros de la música popular contemporánea– ampliada con un muy estimulante programa de actuaciones de grupos nacionales y locales. El MMF estrecha su sociedad con el Festival de Cine al tiempo que mantiene su marca, su autonomía organizativa y de programación, pero en simbiosis con el Festival Internacional, al que viene de algún modo a completar. Las actividades del MMF incluyen un programa de actuaciones musicales en diversos lugares de la zona festivalera.

Programación