Regale momentos mágicos, y aproveche la ocación para sorprender a su pareja con una botella de cava en una reluciente champagnera y dos copas que le darán la bienvenida al llegar a la habitación. Un bonito detalle que compartir para una llegada perfecta al hotel.